Rate this post

Los empastes – cuyo nombre técnico es obturación- son uno de los procedimientos dentales más comunes. Es básicamente un trabajo de reparación para eliminar la caries y tapar el agujero para que así no avance y siga hasta el nervio. Por lo general, es un procedimiento indoloro y generalmente suele durar menos de una hora.

Un empaste ayuda a prevenir la caries y permite que tu diente funcione normalmente. Las caries son el problema dental más común y se calcula que el 90% de las personas tendrá alguna caries a lo largo de su vida, por lo que los empastes son un procedimiento muy habitual en las clínicas dentales.

Cómo se realizan los empastes

Los empastes son generalmente un procedimiento simple. Para comenzar, tu odontólogo examinará tus dientes y usará instrumentos dentales para revisar la caries. Pueden hacer una radiografía de tu boca para ver la extensión de la caries dental. Hoy en día las radiografías son muy sencillas de hacer con los escáneres dentales y en la mayoría de las clínicas te hacen ante cualquier revisión.

El odontólogo te pondrá anestesia local para adormecer el área del diente. Esto ayuda a evitar cualquier dolor o molestias durante la intervención. Hay veces que puedes no necesitar anestesia local si el empaste se realiza en la parte superficial del diente y la caries es pequeña.

Una vez que el área está dormida, lo más probable es que tu odontólogo use un taladro dental para perforar el esmalte dental y eliminar la caries. Algunos dentistas pueden usar un láser u otras herramientas, pero estas técnicas son menos comunes.

A continuación, el odontólogo esteriliuza y prepara el área del diente para el relleno y luego llenará el agujero. En la actualidad los empastes se rellenan con materiales biocompatibles, no tóxicos y del color del diente como la resina o el composite, frente a las amalgamas de metales que están en desuso. Algunos tipos de empastes se endurecen con una luz de longitud de onda azul.

Una vez que se ha realizado el paso anterior, se pule el empaste para dejarlo con la forma del diente y se realiza una prueba de mordida. De esta manera se asegura que el resultado estético y funcional del empaste sea óptimo.

Cuando la anestesia se haya ido, es posible que sientas algo en la zona del empaste, sobre todo si la caries era muy profunda, pero no debes sentir ningún dolor. Es mejor evitar las comidas y bebidas muy calientes o muy frías durante uno o dos días, pero generalmente puedes comer con normalidad tras un empaste.

Tipos de materiales para los empastes

Los empastes de metal: los llamados empastes de metal son los de amalgama de plata y otros metales. Su principal ventaja frente a otros tipos de obturaciones es que son muy duraderos, ya que cuentan con una duración estimada de 30 años. Sin embargo, ha caído en desuso.

Las dos razones principales por las que las personas y los odontólogos tienden a mantenerse alejados de los empastes de amalgama, e incluso muchos dentistas aconsejan reemplazarlos, es el hecho de que la amalgama no es del color de los dientes y sobre todo la posible toxicidad del material, ya que los empastes de plata y otros metales pueden estar compuestos por un 50% de mercurio. Por estas razones, muchos pacientes deciden reemplazar sus empastes de plata con materiales más biocompatibles.

Los empastes de resina o composite: los empastes dentales de resina o composite son los que en la actualidad se realizan de manera más habitual. Este material cuenta con la ventaja de ser mucho más estético que cualquier otro -es de color del diente-. Además, son materiales que no contienen metales y por lo tanto se consideran biocompatibles. La duración de un empaste puede variar mucho, lo mejor es que la persona mantenga una buena higiene oral en todo momento para que dure muchos años, y si detecta que el empaste se empieza a desprender, que acuda al dentista para que se lo reemplace por otro nuevo.

En García & Domenech realizamos todo tipo de intervenciones y tratamientos bucodentales

Como hemos dicho, la visita al odontólogo por una caries y para realizar un empaste suele ser muy habitual. Pero en García & Domenech no sólo realizamos los empastes, sino todo tipo de tratamientos bucodentales sea cuan sea tu problema. Desde ortodoncia infantil y ortodoncia invisible con invisalign, odontología estética como blanqueamiento dental o carillas, cirugía oral, implantes dentales… Todo lo que necesitas en tu clínica dental en Llíria, Valencia. Estamos en calle Sant Vicent Ferrer, 20 en Llíria. Pide cita en el 960098578 o 651662292