Rate this post

¿Qué pasa si no puedes usar implantes dentales convencionales? Si has estado buscando implantes dentales, es posible que hayas encontrado un tipo específico conocido como implantes cigomáticos. Dado que este tipo de implante es relativamente nuevo, es probable que no sepas su diferencia con los implantes dentales tradicionales. Por eso, aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre los implantes cigomáticos.

¿Qué son los implantes cigomáticos?

Los implantes cigomáticos están destinados a reemplazar los dientes de la mandíbula superior. Se pueden usar para reemplazar un arco completo de dientes perdidos, severamente dañados, cariados, o que se hayan debilitado debido a una enfermedad periodontal severa.

Así mismo, estos implantes son una opción ideal para los pacientes que no son candidatos para los tradicionales debido a la falta de masa ósea. Los cigomáticos también te ofrecen la posibilidad de reemplazar tanto la T superior como la inferior de la mandíbula.

Requisitos para poder utilizar implantes

Un requisito previo para el tratamiento con implantes dentales normales es una masa ósea adecuada para que el dispositivo se fusione. Sin embargo, los implantes cigomáticos se pueden colocar de forma segura incluso en los casos en los que la calidad del hueso maxilar es deficiente o escasa. Esto se debe a que los cigomáticos en realidad no están anclados en el hueso maxilar y, en cambio, se implantan en el hueso cigomático. A diferencia de los huesos maxilares, los huesos cigomáticos no pierden masa ósea, lo que los hace apropiados para el tratamiento.

Cómo funcionan los implantes cigomáticos

Después de colocar los implantes cigomáticos. Generalmente dentro de las 24 horas posteriores al procedimiento, recibirás una dentadura postiza fija de dientes temporales llamada “prótesis inmediata”. También, se le puede llamar “prótesis fija”. Este es un conjunto fijo de dientes anclados en los implantes. Esta prótesis no es removible y son estables al comer o al sonreír. En otras palabras, no puedes perderlos. Solo es necesaria la higiene.

Luego, durante los cuatro meses de curación, recibirás un conjunto de dientes permanentes, estables y atractivos que se ven y se sienten reales. La dentición definitiva corregirá las pequeñas imperfecciones derivadas de la desinflamación del tejido de la encía tras la cirugía. Antes de recibir los dientes definitivos, los expertos recomiendan llevar una dieta blanda.

Dientes fijos sobre implantes cigomáticos

Los dientes fijos que recibirás durante tu tratamiento de implantes cigomáticos presentan varios beneficios. Primero, recuperan la calidad de vida ligada a la alimentación. Puede morder y masticar bien sin temor a perder la prótesis. También, podrá sonreír con confianza y recuperar la confianza.

Los dientes fijos sobre implantes cigomáticos duran años. El chequeo regular con el consultorio dental incluye la limpieza a fondo de la prótesis y un examen oral no invasivo. El equipo también evaluará su calidad de vida para asegurarse de que esté contento y satisfecho con los resultados.

Beneficios de los implantes

Los implantes cigomáticos son una excelente opción de tratamiento para pacientes que han perdido dientes de la arcada superior y ofrecen una alternativa para aquellos a los que se les ha rechazado la opción de los implantes convencionales.

Con los implantes cigomáticos, puedes disfrutar de los beneficios del tratamiento con implantes tradicionales sin tener que someterse a una elevación de seno ni a un injerto óseo.

Con este tratamiento, también puedes disfrutar de resultados en el mismo día, ya que, en la mayoría de los casos, los nuevos dientes pueden colocarse a la par que los implantes. Así mismo, los implantes producen resultados duraderos, crean una estética bonita, aspecto natural y te permiten comer, hablar y sonreír con mayor confianza.

Qué hay que tener en cuenta con los implantes cigomáticos

Solo los cirujanos dentales experimentados usan implantes cigomáticos. El tratamiento quirúrgico es más complicado que el de los implantes dentales regulares.  Así mismo, el procedimiento es más largo.

Los implantes cigomáticos representan una solución para los pacientes que no pueden recibir implantes dentales por falta de hueso. El uso de implantes cigomáticos ayuda a prevenir complicaciones derivadas de injertos óseos. Por lo tanto, estos son la opción preferida para tratar la pérdida de dientes en pacientes con pérdida ósea severa.

Las publicaciones científicas revisadas por pares muestran la confiabilidad, la seguridad y el éxito a largo plazo de los tratamientos con implantes cigomáticos. Más importante aún, los pacientes están contentos con la función y la estética de su nueva dentición.

Si quieres obtener más información acerca de los implantes cigomáticos, en García & Domenech te puedes informar. Recuerda que esta puede ser una opción viable en caso de que tu dentista te haya negado la posibilidad de hacerte implantes convencionales. Ten en cuenta que es un procedimiento complejo y que necesitas la asesoría de un profesional con experiencia en el campo de la cirugía dental.