Rate this post

¡Lo importante que es lucir una sonrisa bonita y natural! ¿verdad Ahora es posible gracias a nuestras prótesis dentales de última generación. Nadie notará que no son piezas dentales tuyas originales y además podrás disfrutar de una mejor calidad de vida. Enfrentarte a cualquier plato ya no será toda una aventura para tu boca. Pero ¡ojo! también es preciso una serie de cuidados para tener una prótesis dental sana.

Hay gente que piensa que las prótesis dentales, al no ser dientes naturales propios, no necesitan de un especial cuidado, ¡gran error! Poco a poco te irás acostumbrando a ellas, no serán cuerpos extraños en tu cavidad bucal y aprenderás a cuidarlos como se merecen. Eso sí, ten siempre presente que una prótesis dental es frágil y puede romperse si cae al lavabo cuando procedas a asearte o si estás manipulándola. Para ello es imprescindible que uses siempre un paño suave que las protejan en caso de posibles caídas.

Cómo cuidar una prótesis dental

Recuerda cepillar tu prótesis después de las comidas para mantenerla limpia, sí tal y como hacías o haces con tus dientes naturales y para ello usa siempre un cepillo y una pasta especialmente fabricados para las prótesis. Las cerdas de estos cepillos son especialmente suaves e idóneas que no se rayen los dientes y las pastas no tienen sustancias abrasivas que hagan daño a la prótesis.

Imagina que te resulta difícil cepillar tu prótesis después de comer, al menos enjuágate la boca con agua para eliminar cualquier partícula de alimento que haya quedado atrapada entre los dientes. Pero ojo no se trata solo de cuidar y limpiar tu prótesis, te recomendamos que te cepilles las encías, la lengua y la parte interna de la boca con un cepillo de cerdas suaves al menos dos veces al día con la finalidad de eliminar la placa y estimular la circulación.

Aprende a usar tu prótesis dental

Al fin y al cabo todo es acostumbrarte a usarla y usarla bien. Por ello te recomendamos usar tu prótesis dental todos los días para que tanto tú como tu boca os adaptéis a ella. Estarás, sin duda, cuidándola.

Como bien sabes con el paso del tiempo, encías y la línea de la mandíbula cambian y tienden a retroceder por lo que si usas la prótesis a diario, reduces el problema. Cuida tu prótesis ajustándola cada cierto tiempo y alarga así su vida útil pudiendo llegar hasta los 7 años.

Acostúmbrate a hacer descansar a tus encías y quítate tu prótesis dental al acostarte. También evitarás así golpes o que se deforme. Fuera de la boca, consérvala en agua e introduce en ella una pastilla desinfectante que la siga cuidando incluso cuando no la uses. Recuerda que si se mueve cuando hablas, o se suelta cuando te ríes o toses, es que algo falla, ¡ven a visitarnos!

Otra opción: los implantes dentales

Los implantes dentales son como raíces artificiales que se crean y se insertan en la boca para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa. Están elaborados con titanio y se integranmuy bien con las piezas y tejidos naturales de la boca. Pero, ¿cuándo necesitamos uno?

Los implantes dentales tienen como misión sustituir las raíces naturales que se han debido eliminar por estar enfermas o deterioradas y sobre ellas se asientan y unen los dientes artificiales llamados coronas o prótesis dental. Los implantes dentales en su gran mayoría están fabricados con titanio quirúrgico, un material que ha demostrado ser de calidad, compatible y estable, con capacidad de integrarse con el hueso y con muy buena tolerancia por parte de los tejidos blandos. Existen diferentes causas por las que se deben colocar los implantes dentales:

– Sustituir dientes deteriorados y rehabilitar la boca natural. Se consigue una gran estabilidad con calidad estética y precisa.

– Conseguir un anclaje fuerte para las prótesis dentales móviles. Gracias a los implantes dentales, se aporta seguridad y comodidad para estas prótesis.

– Hacer posible los anclajes para tratamientos como los ortodónticos u ortopédicos. Sin los implantes dentales estos tratamientos serían imposibles de realizar.

– Dar al hueso de los maxilares el mismo volumen a pesar de que esté deteriorado. Con los implantes dentales se consigue así que el aspecto físico de la cara se mantenga intacto evitando que se hagan pliegues de la piel hacia dentro, que siempre ofrecen una visión envejecida y descuidada.

Otra duda que suele asaltar a los pacientes, es cuánto tiempo duran los implantes dentales. Lo cierto es que no existe una respuesta clara ya que depende de muchos variables como los hábitos del paciente, su anatomía, etc. Pero se han realizado estudios en los que se confirma que han permanecido hasta 30 años inalterables.

Siempre se aconseja acudir a un odontólogo especialista en implantes dentales que sabrá en qué momento es necesario colocar un implante dental y que nos asesorará sobre cómo hacerlo. Los implantes son una alternativa con un coste más elevado que prótesis convencionales debido a que utiliza procedimientos y medios materiales muy sofisticados. No obstante, si tienes dudas sobre porqué decantarte, ¿por qué no conciertas con nosotros una cita? ¡te esperamos!