Rate this post

Cuando hablamos de una sonrisa sana y bonita en lo primero que pensamos es en unos dientes blancos y bien alineados. ¿Pero qué ocurre con las encías? Cuidar de ellas es igual de importante que cuidar de nuestros dientes, ya que son ellas quienes sostienen y protegen nuestras piezas dentales.

Y la realidad es que 8 de cada 10 españoles mayores de 35 años sufre algún problema relacionado con las encías, la gingivitis es una de las enfermedades más frecuentes y el sangrado de encías es uno de los principales síntomas de esta enfermedad periodontal. Pero la realidad es que es un problema que podemos evitar siguiendo unas pautas de higiene y haciendo revisiones periódicas. Por ejemplo, septiembre es el mes perfecto para realizar una revisión rutinaria, ya que en verano hacemos más excesos y tendemos a ser más descuidados. En Clínica Dental García & Domenech contamos con un equipo multidisciplinar que te ayudará a cuidar tu boca y prevenir las enfermedades de las encías o periodontales.

Una deficiente higiene dental ayuda a la formación y acumulación de sarro que es un factor clave para provocar el sangrado, aunque también hay otros factores que favorecen su aparición como los genéticos, enfermedades como la diabetes, estrés, cambios hormonales, prótesis dentales o una mal posición dentaria. Todos ellos pueden provocar el sangrado gingival y a todos ellos podemos combatirlos con estas recomendaciones:

  • Un correcto cepillado de dientes. Debemos realizarlo siempre en sentido vertical y sin forzar. El cepillo es preferible que sea de cerdas suaves o medias.
  • Uso del hilo dental o cepillos interdentales. Con ellos llegarás a limpiar todas las zonas con las que no se llega con el cepillo.
  • Limpiar la lengua. En la mayoría de los casos solo limpiamos las piezas dentales pero en la lengua se acumulan el 70% de las bacterias.
  • Dieta saludable. Evitar el consumo excesivo de azúcares, nos ayuda a tener mejor salud bucodental.
  • Evita el tabaco.
  • Visita el dentista. Al menos cada 6 meses y hacer una limpieza anual.

Con todos estos consejos puedes prevenir el sangrado de encías. Y si en algún momento tus encías se resienten, no dudes en acudir a nuestra clínica y ponerte en contacto con nosotros, nos pondremos manos a la obra para solucionarlo.