Rate this post

¿Te has dado cuenta de todas las funciones que cumple nuestra boca? Es la encargada de mandarnos nutrientes a todo el cuerpo, podemos respirar, hablar, cantar, besar e incluso llorar. Por lo que no sería una locura si afirmásemos que nuestra salud depende de nuestra boca, y de ahí la importancia de mantener una buena salud bucodental y, por ende, de tener una clínica dental de confianza.

Las conexiones entre las diferentes partes del cuerpo

Para poder hablar o comer es necesario que nuestra boca, lengua y dientes estén en buen estado. Gracias a la función que desempeñan podemos degustar y triturar los alimentos, hacer sonidos y hablar o algo tan vital para poder vivir como es respirar.  

Debemos de darle a nuestra boca la importancia que realmente tiene porque es el orificio principal por el que pueden entrar más bacterias a nuestro cuerpo.

Asimismo, la boca está directamente relacionada con la salud de los dientes, los cuales se encargan de masticar la comida correctamente. Por lo tanto, cualquier problema que altere su estado puede repercutir en otros órganos originando molestias gastrointestinales o, incluso, dolores de cabeza.

¿Cómo puedo mantener mi boca saludable?

La alimentación, un gran aliado

Los alimentos muy azucarados pueden dañar tus dientes y estropear el esmalte debido a que contribuyen a la proliferación de bacterias. Por lo tanto, una alimentación excesiva en azúcares puede contribuir a la aparición de caries.

Dentro de tu dieta, es fundamental que te hidrates. El agua te ayudará a eliminar los restos de residuos que se queden por tu boca, y, además, evita la posibilidad de sentir sequedad. Como resultado, contribuye a generar más saliva y ésta se encarga a su vez de controlar el crecimiento de posibles bacterias.

Higiene 

Una de las claves más importantes para poder conservar una boca saludable es tener buenos hábitos de higiene.

Se recomienda que, como mínimo, se deben de cepillar los dientes dos veces al día. No obstante, es mucho más relevante que cuando te cepilles lo hagas conscientemente y le dediques al menos unos minutos a limpiar bien todas las partes de tu boca. Además, es recomendable que el movimiento con tu cepillo sea suave y en movimientos cortos para intentar alcanzar todas las partes de la boca y que no se acumule suciedad en alguna de las piezas. Y, por supuesto, no nos podemos olvidar de pasar el hilo dental, te ayudará a limpiar todas las zonas que el cepillo no pueda llegar.

Dejar de fumar

El tabaco, en general, repercute negativamente en nuestra salud, incluida la de tu boca, así que dejar este mal hábito tiene muchos beneficios para mejorar tu bienestar.

Por un lado, puede afectar de manera estética a tu dentadura con la aparición de manchas oscuras o mal aliento. Por otro lado, tiene otras consecuencias mucho más perjudiciales, como el aumento de sarro entre los dientes, incrementar la posibilidad de tener afecciones de las encías, la pérdida de dientes o, incluso, enfermedades mucho más graves, como el cáncer de boca.

Por lo tanto, esta adicción perjudica mucho el estado de tu boca, ya que incrementará el riesgo de contraer infecciones, por lo que si quieres mejorar tu salud, es un buen momento para intentar dejar de consumir esta sustancia.

Acude a tu dentista

Las revisiones periódicas en tu odontólogo te ayudarán a poder llevar unas medidas preventivas y se encargará de comprobar que tanto tus dientes como tus encías no presentan ningún tipo de problema. De esta manera, si existe cualquier tipo de enfermedad será posible detectarla cuánto antes y ponerle solución antes de que empeore.

Las visitas a tu dentista son fundamentales para la prevención de enfermedades en un estado más avanzado, que siempre llevarán un coste más alto.

No tengas miedo de ir al dentista. Confía en nosotros

En García & Domenech nos preocupamos por la salud bucodental de nuestros pacientes. Por ello, ofrecemos tratamientos de excelencia y siempre obteniendo los mejores resultados.

Te animamos a realizar tu observación periódica en la clínica. Queremos que te sientas cómodo y seguro, garantizándote que estarás en buenas manos con los mejores profesionales.

Para cualquier tipo de tratamiento de cualquier disciplina aplicamos nuevas tecnologías para que tus tratamientos sean más cómodos, eficaces y de mayor calidad.

No tengas miedo de ir al dentista, con nuestras tecnologías más avanzadas no sentirás ningún tipo de dolor.

Pensamos en ti. Queremos que te sientas relajado y como en casa.