Rate this post

Uno de los problemas que tienen muchas personas, sobre todo los niños, en sus visitas al odontólogo, es la ansiedad o ‘miedo al dentista’. A veces pensamos que los tratamientos odontológicos nos van a hacer daño y esto crea un estado de ansiedad. Los niños además pueden venir condicionados por historias que han escuchado de los dentistas. Por eso, una forma de garantizar que los tratamientos se hacen con sumo cuidado y sin nada de dolor o molestia para el paciente es con el uso de óxido nitroso en odontología, como hacemos en García & Domenech.

Pero ¿en qué consististe la utilización del óxido nitroso en odontología? Dicho así parece hasta extraño el uso de un gas para la sedación. Por eso, en García & Domenech te damos toda la información sobre el uso del óxido nitroso para que no tengas ansiedad ni dolor y te quedes totalmente tranquilo con la utilización de este método de sedación.

Qué es el óxido nitroso

El óxido nitroso es un gas, y se conoce comúnmente como gas feliz o gas de la risa. Administrar óxido nitroso es una forma de ayudar a eliminar el dolor y la ansiedad de un niño o de una persona adulta durante el tratamiento dental. El gas se administra a través de una pequeña boquilla y la persona está despierta durante todo el procedimiento. Generalmente las personas se recuperan rápidamente de los efectos sedantes del gas una vez se ha acabado la intervención odontológica.

Como padre o madre, debes dar tu consentimiento para usar óxido nitroso en el tratamiento dental de tu hijo. En algunos casos, los niveles de oxígeno de la persona pueden disminuir, y entonces se proporciona oxígeno a través de una máscara. Revisamos en todo momento la respiración de tu hijo durante el tratamiento.

Cómo se aplica óxido nitroso en odontología

La sedación con óxido nitroso se administra en el sillón dental. La persona respira el gas a través de una pequeña boquilla que se pone en su nariz. No se tapa la boca.

El óxido nitroso hace que los niños o los adultos se sientan somnolientos y relajados. Los niños no se darán cuenta de lo que sucede a su alrededor, pero se sentirán cansados, cómodos y puede que con hormigueo en las manos y los pies. Al acabar el tratamiento puede que la persona no recuerde claramente cómo ha sido todo.

Mientras se administra el óxido nitroso, el personal de la clínica dental controla el nivel de sedación de la persona para asegurarse de que pueda cooperar durante la intervención y seguir las instrucciones verbales que se le da (como abrir la boca, morder, etc).

En caso de necesitar mayor anestesia que la del óxido nitroso, en García & Domenech trabajamos con sedación profunda endovenosa para asegurarte siempre un tratamiento sin dolor.

El adulto o niño se recuperará de los efectos del óxido nitroso muy rápidamente una vez que se haya completado su tratamiento dental. Se nota enseguida después de un breve período posterior al fin de la intervención.

Algunos niños pueden sentirse un poco mareados o con náuseas. Si vomitan, no pasa nada, simplemente que beban agua o líquidos como zumo de frutas o helados. En definitiva, que el niño se mantenga hidratado. Si al niño se le ha aplicado además una sedación profunda, debe tener cuidado de no morderse el labio o la mejilla una vez acabado el tratamiento.

Por cierto, una pregunta que se hace mucha gente es ¿el óxido nitroso me hará reír a mí o a mi hijo? Algunas personas experimentan euforia, excitación o felicidad intensa cuando toman óxido nitroso, por eso se le conoce como gas de la risa. Sin embargo, en lugar de entusiasmarte a ti o a tu hijo y hacer que os riais, el óxido nitroso en odontología sólo te calmará y te hará sentir bastante somnoliento.

En García & Domenech aplicamos tratamientos sin dolor gracias al óxido nitroso

Como hemos dicho al principio, en García & Domenech aplicamos tratamientos sin dolor y evitamos la ansiedad o miedo al dentista gracias al uso de óxido nitroso en odontología. El uso de este gas sedante es sobre todo muy efectivo en odontopediatría, para que los niños se sientan cómodos y seguros en su visita al odontólogo. Para cualquier revisión bucodental o problema que tengas en tus dientes o boca, pide cita en García & Domenech. Estamos en C/ San Vicente Ferrer, 20 en Llíria, Valencia. Nuestros teléfonos son 960098578 o 651662292.