Rate this post

El tercer juego de molares en nuestra vida, suelen salir entre los 17 y 21 años de edad y tienen diferentes nombres: cordales, muelas del juicio, wisdom teeth entre otros. ¡Hoy en García y Domenech te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellas!

Como sabemos, cada pieza dental cumple con una función, los dientes afilados sirven para romper la comida en trozos pequeños mientras que los dientes más planos ayudan a triturar la comida; un adulto promedio cuenta con tres pares de molares en la parte inferior y superior de la boca, y por supuesto, en ambos lados; dependerá de la edad de cada quien en que estado se encuentre.

Cambiamos de dientes cuando somos niños, siempre teniendo en cuenta la importancia de hacer la primera visita al odontólogo a tiempo ya que con los primeros dientes permanentes pueden salir caries.

Después de mudar los dientes de leche, que viene siendo el primer conjunto de dientes, salen los dientes permanentes, pasado un tiempo, cuando ya somos adultos salen las cordales, o muelas del juicio.; no existe una explicación formal para ese nombre tan popular que reciben, sin embargo, todos suponemos que es porque a esa edad ya puedes ser juzgado y eres más sabia que en la infancia o adolescencia.

¿Todos tenemos muelas del juicio?

No a todas las personas le salen las cordales, muchos antropólogos creen que esto es gracias a la gran evolución del humano. Los investigadores no creen que en un futuro nadie tenga muelas del juicio, al igual que el apéndice, serán totalmente innecesarias.

Cuando a los bebés le empiezan a salir los dientes, esperamos que salgan 20 piezas dentales, de los cuales los molestares normalmente empiezan a notarse con 6 años, al caerse todos estos dientes, el total de dientes con los que debería contar el niño próximo a la adolescencia es de 32 piezas dentales permanentes; Las muelas del juicio, por su parte, se esperan que salgan antes de los 21 años, pero puede haber excepciones como comentamos anteriormente, al igual que hay personas a las que nunca le salen las cordales, hay personas a las que le salen después de los 21 años.

Que haya personas a las que nunca les salgan las muelas del juicio, no quiere decir que no las tengan; hay personas a las que no le erupcionan y nunca son visibles ni les incomodan. Esto también puede pasar y aunque cada día las muelas del juicio son menos necesarias, genéticamente seguimos produciéndolas, muchos estudios confirman que al menos al 53% de las personas de la muestra le habían salido al menos una muela del juicio.

Si al paciente no le erupcionan sus muelas del juicio, en García & Domenech podemos encontrarlas a través de los rayos X y nuestra tecnología avanzada; es importante saber si están y dónde, ya que, aunque no sean visibles y estén debajo de las encías, pueden causar problemas de salud, especialmente las muelas que no han salido a través de la encía llamadas “impactadas”, pueden generar varias molestias en la salud bucodental.

¿Por qué deben extraer las muelas del juicio?

Las personas pueden tener de una a cuatro muelas del juicio, de tener las cuatro tendrán dos arriba y dos abajo. A través de la evolución del cuerpo humano, se ha notado que el tamaño de la mandíbula se ha ido reduciendo con los años.

La mandíbula deja de crecer en las personas a los 18 años, al llegar a la mayoría de edad, por otra parte, la media es que las muelas salgan a los 19 años y medio, muchas personas no tienen el espacio adecuado para tener las muelas del juicio dentro de sus bocas, este es uno de los problemas más comunes de las cordales, que no son capaces en encajar en las bocas que ya se ha desarrollado.

Problemas comunes de las muelas del juicio

– Torceduras de dientes

– Las cordales pueden crecer hacia los lados

– Dolor de mandíbula

– Molestia en las encías

– Aumento de la probabilidad de caries

– Quistes debajo de las encías y posibles tumores.

Extracción de las muelas del juicio en García y Domenech

En García y Domenech extraemos las cordales con la tecnología más avanzada, como siempre, sin dolor ni molestias, ya que nos enfocamos en ofrecer el mejor de los servicios a nuestros pacientes, y eso incluye la tranquilidad y seguridad al asistir al odontólogo. También uno de nuestros factores que es de gran importancia es que utilizamos un estilo de sedación sin dolor ni ansiedad ni molestias; esta sedación la hacemos mediante Óxido Nitroso y es una excelente opción para la extracción de cordales.

En García y Domenech puedes encontrar los mejores servicios y tratamientos odontológicos, con la tecnología más puntera y avanzada del mercado, extraemos tus muelas del juicio o la de tus hijos, sin dolor ni molestias. ¡Te esperamos!