Rate this post

Las manchas en los dientes es una de las alteraciones bucodentales más frecuentes. Pueden aparecer con los años o por factores externos relacionados con nuestros hábitos y alimentación. Pero no por ello, debemos resignarnos a tenerlas, ya que estas manchas en los dientes a parte de ser un problema estético, pueden indicar problemas de mayor gravedad. Pero calma, ahora puedes tratarlas y cuidarlas.

Lo primero que tienes que saber, es que existen diferentes tipos de manchas:

  • Las manchas marrones nos oscurecen la sonrisa. Aparecen por culpa del café, té y tabaco, pero al ser superficiales son las más fáciles de quitar.
  • Las manchas amarillas aparecen por culpa de la ingesta de alimentos ácidos como el limón, la naranja, la lima, el vinagre… Erosionan la capa del esmalte de los dientes y hace que aparezca la dentina de color amarillo.
  • Las manchas blancas pueden ser síntoma de escasez de calcio o hierro, como consecuencia de las caries o por un exceso de flúor en la niñez.

Ahora que ya las conoces, te contamos como eliminarlas. Siempre teniendo en cuenta que debes acudir a un centro especializado para que te realice un examen bucodental y te ofrezca la solución para eliminarlas. Hay diferentes tratamientos, como:

– La limpieza bucodental profesional, lo ideal es realizar una al año.

– El blanqueamiento dental, que además de la limpieza, se completa el tratamiento con unas férulas con gel blanqueador, para llevarlas en casa, y una sesión de luz fría. Así el blanqueamiento dental durará más y será más efectivo.

– Por último, las carillas de porcelana o composite. Este tratamiento está indicado para casos en los que las manchas son más intensas. Las carillas también sirven para corregir pequeñas imperfecciones de tu sonrisa como roturas. Son como una especia de fundas que se colocan en la parte externa del diente. El resultado que se consigue es muy natural, simulando a la perfección el propio diente.

Estos tratamientos son muy efectos, y en la Clínica Dental García & Domenech, te damos 5 motivos para que la realices con nosotros:

1. Tendrás un tratamiento personalizado para conseguir una sonrisa sana y radiante.
2. Haremos que vuelvan a su blanco natural ya que estarán más sanos que nunca.
3. Verás los resultados de manera inmediata, ¡recuperarás tu mejor sonrisa!
4. Conseguirás unas sonrisa radiante y blanca.
5. Tan solo pueden surgir leves molestas o una mayor sensibilidad.

Pero no olvides que para evitar que vuelvan a aparecer es importante una buena higiene en casa. Te recomendamos cepillar los dientes después de cada comida, preferiblemente con cepillo eléctrico, usar hilo dental y un enjuague con flúor.

Si tienes dudas, contacta con nosotros y estaremos encantados de resolvértelas.

Este verano ¡ya tienes una razón para sonreír!