Rate this post

¿Sientes algo raro en la boca y no sabes qué es? No estás solo, te contamos cuales son las enfermedades más comunes generadas en la cavidad bucal.

Las enfermedades bucodentales son diversas, además, gran parte de la población mundial las padece. Es por ello que se hace necesario prevenirlas y detenerlas, ya que podría llegar a ocasionar la pérdida de dientes y generar incapacidad para masticar. Además, parte de estas condiciones pueden afectar la salud física, estética y psicológica de miles de pacientes. Sin contar que son un factor de alto riesgo para el desarrollo de enfermedades otorrinolaringológicas y respiratorias. El acompañamiento de un profesional de la salud bucodental es importante para identificar la enfermedad y hacer un acompañamiento posterior que garantice la recuperación del paciente.

 

¿Cuáles son las enfermedades más comunes?

Mal aliento

Esta condición también es llamada halitosis. Alrededor del 85% de las personas con mal aliento tienen una afección dental. Es decir, cuentan con enfermedad de las encías, caries, cáncer de boca, boca seca y bacterias en la lengua. Estos son algunos de los problemas dentales que pueden causar mal aliento y deben ser tratados por un profesional de la salud dental.

Caries dentales

Las caries son la segunda enfermedad más común después del resfriado común. Estas se crean cuando la placa bacteriana se combina con azúcar y/o almidón de los alimentos. Esta combinación provoca un ácido que ataca el esmalte dental, y genera una textura oscura en la superficie del diente.

Enfermedad de las encías

También conocida como enfermedad periodontal. Esta, es una infección que rodea los dientes, y es conocida como una de las principales causas de pérdida de dientes en adultos

Cáncer de boca

El cáncer de boca es una enfermedad mortal que afecta a millones de personas. Los principales factores de riesgo son el consumo de tabaco y alcohol. Las visitas periódicas al dentista pueden ayudar a detectar el cáncer a tiempo y tratar la enfermedad de forma oportuna.

Úlceras en la boca

Se conocen como aftas o llagas, generalmente aparecen en la boca y no en los labios. No son contagiosos y pueden ser causados ​​por muchos factores diferentes como el estrés, falta de vitaminas, cambios hormonales y alergias alimentarias. Suelen durar poco tiempo y su tratamiento es bastante sencillo.

Erosión dental

La erosión dental se conoce como la pérdida de estructura dental provocada por el ácido que ataca el esmalte. Los signos y síntomas de la erosión dental pueden variar, desde la sensibilidad hasta problemas más graves, como grietas. En caso de presentarlo visité a su odontólogo para detener la erosión.

Dientes sensibles

La sensibilidad es un problema común, que involucra dolor o molestias en los dientes. Estas son ocasionadas por la ingesta de alimentos dulces, ingreso de aire frío, bebidas calientes o helados. Algunas personas con dientes sensibles incluso experimentan dolor al cepillarse los dientes y usar hilo dental.

Trauma dental

El trauma dental es el resultado de un accidente que puede provocar desde una pequeña marca hasta una fractura dental complicada. El tratamiento elegido dependerá de la gravedad del traumatismo y puede ir desde la reconstrucción de la parte fracturada con una resina de relleno hasta la colocación de una corona. Si la pulpa se ha visto afectada, es posible que se requiera de un tratamiento de conducto radicular.

Maloclusión

La maloclusión es la incorrecta posición de los dientes. Su tratamiento, es mejor conocido como la ortodoncia. Estrechar los dientes torcidos y alinear tu mordida no solo tiene como objetivo obtener una sonrisa atractiva. Puede ser una parte clave para mejorar la salud dental y aliviar síntomas relacionados con el dolor de mandíbula.

Tinción

La tinción es el cambio de tonalidad de los dientes.  Algunos alimentos, ciertos medicamentos, el tabaco y los traumatismos son algunas de las causas de la decoloración de los dientes. Existen diferentes tratamientos para mejorar su aspecto, desde la eliminación de manchas superficiales hasta el blanqueamiento dental.

 

Todos estos problemas dentales se pueden prevenir y mantener a raya con simples medidas de higiene bucal diaria. También, es importante realizar visitas periódicas a tu dentista para reducir las posibilidades de tener problemas dentales que puedan derivar en algo peor. Las enfermedades orales no desaparecen por sí solas. En cambio, necesitan un tratamiento dental profesional para corregirlos.