Rate this post

Cepillarse los dientes adecuadamente es tu mejor defensa contra la caries dental y enfermedades en las encías. A medida que la vida se llena de obligaciones, es fácil recortar tiempo aquí y allá para ahorrar unos minutos, pero cuando se trata de tu sonrisa, ahorrar tiempo en un buen mantenimiento bucal puede causar grandes problemas. ¿Estás cometiendo alguno de estos errores comunes al cepillarte los dientes?

Mala técnica de cepillado de dientes

Aprender a lavarse bien los dientes es uno de los aspectos más importantes de una buena higiene bucal. Cuando te cepillas los dientes, eliminas las bacterias y las placas que atacan el esmalte dental. El simple hecho de frotar un pincel sobre los blancos nacarados no tendrá el efecto deseado.

Asegúrate de que estás cepillando todas las superficies. Cubre el interior, el exterior y todas las superficies de masticación de los dientes.
Sé minucioso, pero no frotes demasiado fuerte.
No olvides cepillarte la lengua para eliminar cualquier bacteria dañina y ayudar a combatir el mal aliento.

Mal momento para cepillarse los dientes

Saber cuándo cepillarse los dientes es igual de importante. Deberías cepillarte, al menos, dos veces al día. Incorpora el cepillado en tu rutina nocturna (justo antes de irse a la cama) y al menos una vez por día. Aquí hay algunos consejos para seleccionar un buen momento para el cepillado de los dientes.

A algunas personas les gusta comenzar el día cepillándose los dientes. Es una buena oportunidad para realizar algún tipo de cuidado personal y revisar tu lista de tareas del día.
Si comes o bebes algo ácido, cepíllate antes en lugar de después. Las comidas y bebidas ácidas pueden debilitar el esmalte de los dientes, por lo que si se cepilla demasiado pronto después de ingerirlos, puede retirar un poco del esmalte.

No cepillar tus dientes lo suficiente

Hablando de tiempo, ¿sabes cuánto tiempo necesitas para lavarte los dientes? Cuando tienes prisa, puede ser tentador hacer un rápido cepillado de treinta segundos, pero eso no va a ser efectivo. Debes cepillarte los dientes durante unos dos minutos para que tenga algún efecto. Si tiene dificultades para medir la marca de los dos minutos, configura un temporizador en tu teléfono o intente escuchar una canción que sea así de larga.

Mojar el cepillo antes de lavarnos los dientes.

Y es que, es mejor que esté seco para que, de este modo, se arrastre mejor la suciedad y se eliminen mejor los restos de alimentos. Además, al mojarlo se puede generar más espuma de la necesaria para un correcto cepillado.

Usar más pasta de la necesaria.

No es necesario cubrir todo el cepillo con pasta de dientes, con poner sólo un poco de pasta, del tamaño de un garbanzo, ya es suficiente. Ahorrarás en pasta de dientes y encima será más efectivo.

Enjuagarnos demasiado al finalizar.

Una vez terminado el cepillado, no es recomendable enjuagarse demasiado porque, de este modo, no se permite que el dentífrico actúe y que el flúor fortalezca el esmalte o la clorhexidina lo haga con las encías.

Olvidarse de reemplazar el cepillo de dientes

Sé honesto, ¿cuánto tiempo has tenido tu cepillo de dientes actual? Si no puedes recordar la última vez que lo reemplazaste, definitivamente es hora de un nuevo cepillo de dientes. Debes obtener un cepillo de dientes nuevo cada tres meses, después de haber estado enfermo o cuando notes que las cerdas se están deshilachando.
No utilices cepillos de dureza fuerte o media.
Cómo cepillarse los dientes correctamente requiere de instrumentos adecuados. La consistencia de las cerdas del cepillo debe ser “suave”, de lo contrario puedes causar retracción de la encía, exponiendo la raíz y apareciendo hipersensibilidad dental al frío o al calor.

Preserva tu sonrisa

Mantener su hermosa sonrisa intacta con un buen cuidado oral previene la acumulación de bacterias dañinas que pueden afectar tu salud general. Ya sea que prefieras un cepillo barato y clásico de la tienda de la esquina, o que optes por algo más potente, es importante tener buenos hábitos de cepillado de dientes.

 

Siguiendo estas recomendaciones te aseguramos que tendrás muchas menos probabilidades de sufrir problemas de cepillado, y nunca olvides que en la Clínica Dental García & Domenech estaremos encantados de ayudarte a que tengas una boca saludable y perfecta.

Si deseas obtener información sobre todos nuestros tratamientos, no dudes en ponerte en contacto con los expertos profesiones de nuestra clínica en Llíria, la Clínica Dental García & Domenech.