Rate this post

La enfermedad de las encías es una infección de los tejidos que rodean y sujetan los dientes. Es una de las principales causas de la pérdida dental en los adultos. Habitualmente es indolora, por lo que puede que no nos demos cuenta de que la padecemos. La enfermedad periodontal está causada por la placa, la película pegajosa de bacterias que se forma constantemente sobre los dientes. En Clínica Dental García Domenech nos aseguramos de un cuidado bucal completo con los mejores resultados.

Señales de advertencia

La periodontitis es frecuente, pero puede prevenirse en gran medida. Suele ser el resultado de una mala higiene bucal. Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, usar hilo dental diariamente y hacerse revisiones dentales con regularidad puede mejorar enormemente las posibilidades de un tratamiento exitoso de la periodontitis y también puede reducir las posibilidades de desarrollarla.

Existen diversas señales de advertencia para identificar la enfermedad en las encías:

  • Encías que sangran con facilidad
  • Encías rojas, hinchadas y doloridas
  • Encías que se han separado de los dientes
  • Mal aliento o mal sabor de boca persistente
  • Dientes permanentes sueltos o que presentan una separación
  • Cualquier cambio en la manera en que encajan los dientes cuando muerde
  • Cualquier cambio en el ajuste de las dentaduras postizas parciales

Factores que aumentan el riesgo:

  • Higiene bucal escasa
  • Fumar o mascar tabaco
  • La genética
  • Dientes torcidos que resultan difíciles de mantener limpios
  • El embarazo
  • La diabetes
  • Determinados tipos de fármacos.

Tipos de enfermedades

Gingivitis. Se produce cuando la enfermedad se encuentra en su etapa inicial y aún no ha afectado al hueso de soporte. En pacientes no fumadores se caracteriza por el sangrado regular o espontáneo de las encías al cepillarse los dientes.

Periodontitis. Si la gingivitis no se ha tratado, seguirá acumulando restos de comida en la encía alrededor de los dientes. Además del sangrado, puede producir pus y mal olor. La encía estará separada del diente, tendrá un color más rojizo y podrá verse retraída o inflamada. Por su parte, el hueso que soporta el diente comenzará a perderse, lo que provocará movilidad. El objetivo de la enfermedad es que el diente se caiga y se pierda cantidad y calidad de encía, además de hueso circundante.

Causas

La periodontitis, en la mayoría de los casos, comienza con la placa, una película pegajosa compuesta por bacterias. Si no se trata, la placa puede pasar a la siguiente fase y provocar periodontitis.

  1. La placa se forma en los dientes cuando los almidones y los azúcares de la comida interactúan con las bacterias que se encuentran normalmente en la boca. Cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental una vez al día remueve la placa, pero se vuelve a formar rápidamente.
  2. La placa puede endurecerse bajo la línea de la encía y convertirse en sarro dental si queda en los dientes. El sarro dental es más difícil de eliminar y está lleno de bacterias. Cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro dental en los dientes, más daño pueden hacer. No puedes deshacerte del sarro dental cepillándote los dientes y usando hilo dental, necesitas que un profesional te realice una limpieza dental para quitarlo.
  3. La placa puede causar gingivitis, el tipo más leve de enfermedad de las encías. La gingivitis es la irritación e inflamación de la parte del tejido de la encía que rodea la base de los dientes. La gingivitis puede revertirse con un tratamiento profesional y un buen cuidado bucal en casa.
  4. La inflamación continua de las encías puede causar periodontitis, que hace que eventualmente se formen bolsas entre las encías y los dientes que se llenan con placa, sarro dental y bacterias. Con el tiempo, estas bolsas se hacen más profundas, y acumulan más bacterias. Si no se tratan, estas infecciones profundas causan pérdida de tejido y hueso, y finalmente, puedes perder uno o más dientes. Además, la inflamación crónica continua puede sobrecargar tu sistema inmunitario.

Prevención

El mejor modo de prevenir las enfermedades de las encías es seguir una rutina buena de higiene bucal, que comience en los primeros años y se practique durante toda la vida.

  • Buena higiene bucal.Eso significa cepillarte los dientes durante dos minutos al menos dos veces al día, por la mañana y antes de ir a dormir, y usar hilo dental al menos una vez al día. Usar hilo dental antes de cepillarte los dientes te permite eliminar las partículas sueltas de alimentos y las bacterias. Una buena higiene bucal evita el desarrollo de un ambiente alrededor de los dientes que sea favorable para las bacterias específicas que causan la enfermedad periodontal.
  • Visitas dentales regulares.Visita al dentista o higienista dental periódicamente para hacerte una limpieza, por lo general cada seis a 12 meses. Si tienes factores de riesgo que aumentan tus posibilidades de contraer periodontitis, como la boca seca, el consumo de determinados medicamentos o el tabaquismo, es posible que necesites una limpieza profesional con mayor frecuencia.

En García & Domenech ofrecemos todas las especialidades odontológicas aunadas en la misma clínica, para recibir un tratamiento integral y de máxima calidad con los mejores materiales y las manos mejor cualificadas, obteniendo tratamientos dentales con resultados predecibles.