Rate this post

La salud de nuestros dientes es fundamental y son diversos los tratamientos para tratarla. Las caries es una de las afecciones que más se dan en nuestra dentadura y las que queremos evitar a toda costa siguiendo buenos comportamientos de higiene bucodental. En ocasiones esto no es suficiente y la caries se extienden afectando a la parte blanda del diente y al nervio.

El proceso conocido como “matar el nervio” hace referencia a retirar total o parcialmente el nervio para sellar posteriormente el espacio del conducto radicular. Con esto se pretende mantener la pieza y su funcionalidad. Mediante la endodoncia se evita la extracción del diente y los problemas que pueda causar la falta de la pieza para el correcto funcionamiento de nuestra dentadura.

Aunque parece un método bastante agresivo en la realidad puede dar grandes resultados y proporcionar salud a nuestra boca. La idea de conservar la pieza dental es uno de los grandes objetivos de los dentistas y esto se consigue gracias a la endodoncia. Además, gracias a la tecnología, se ha evolucionado hacia la llamada endodoncia microscópica, un tratamiento aún más eficaz.

La endodoncia microscópica aplica las últimas tecnologías a la salud dental
La endodoncia microscópica consiste en la realización del mismo proceso pero usando un microscopio. Gracias a esta herramienta podremos tener una mejor visión de la situación de la zona pulpar del diente. Se podrán detectar de mejor manera las zonas afectadas para su extracción y realizar la intervención de manera más ajustada.

La endodoncia es una intervención que comienza con la aplicación de la anestesia suficiente para evitar el dolor. Se realiza una perforación del diente para llegar a la zona interior afectada por la infección. Normalmente se suele usar el mismo orificio causado por la caries para evitar afectar más a la pieza dental.
A través de la apertura se procede a la extracción de la pulpa o zona blanda del diente afectada, y del nervio si fuese necesario. Después se sella el diente con un material biocompatible permitiendo mantener la pieza y que siga siendo funcional. Con la endodoncia microscópica todo este proceso se realiza de manera más eficiente.

Gracias al aumento proporcionado por el microscopio, el dentista puede localizar las zonas del diente afectadas por la infección y proceder a su extracción respetando las zonas sanas. Seguiremos manteniendo las partes más sanas del diente siendo, por tanto, la intervención menos intrusiva.

El microscopio clínico aplicado a la endodoncia facilita la endodoncia proporcionando los aumentos necesarios para operar con precisión. Los resultados obtenidos tienen una gran tasa de éxito y evitan la pérdida de los dientes afectados. Es una técnica que permite salvar la pieza antes de que quede gravemente afectada por las caries u otras afecciones.

Una vez aplicada la endodoncia microscópica dejaremos de sentir dolor y tendremos nuestro diente perfectamente operativo. También se puede explicar para casos en los que la sensibilidad dental puede llegar a ser insoportable, no permitiéndonos llevar una vida normal. Es uno de los métodos más eficaces para preservar la salud bucodental.

Después de la realización de la endodoncia microscópica podemos hacer uso de nuestro diente con normalidad. Se debe de asegurar el minimizar la masticación hasta que el diente esté totalmente restaurado siguiendo siempre las indicaciones del dentista. Se deberán también seguir manteniendo los hábitos de limpieza tal y como lo veníamos haciendo.

La endodoncia microscópica es el mejor método para conservar la pieza dental y mantener la salud de nuestra dentadura. Si por algún motivo perdemos un diente lo más conveniente es reemplazarlo con un implante, ya que dejar el hueco puede afectar a nuestra salud bucodental y provocar un desplazamiento inadecuado de piezas afectando a la mordida.

La endodoncia dental es una intervención fácil y que consigue grandes resultados
Como todos los procesos médicos, contar con la confianza de un especialista es necesario. De esta manera conseguirás los mejores resultados que sólo se pueden conseguir gracias a la experiencia de un experto. Los tratamientos bucodentales son fundamentales para nuestra salud y por ello lo mejor es contar con los mejores profesionales.

En Clínica García & Domenech contamos con las más innovadoras instalaciones para atenderte como te mereces. Estamos especialmente preocupados por la comodidad de nuestros pacientes en tratamientos como la endodoncia microscópica. Contamos con un equipo de vanguardia a tu disposición para que obtengas el mejor de los resultados.

Nuestro equipo de profesionales estará siempre dispuesto a atenderte. En Clínica García & Domenech ofrecemos el mejor servicio e intentamos que la experiencia de visitar el dentista no sea tan negativa como se suele plantear. Te asesoraremos y te acompañaremos para recuperar y mantener tu salud bucodental. Contamos con una gran experiencia que hará que