Rate this post

¿Sabes lo importante que es tener unas encías sanas?  Es imprescindible no solo para mantener los dientes en buen estado, sino para fortalecer el resto del cuerpo.

 

Cuando se piensa en problemas de la boca, por defecto tiende a creerse que los problemas están en los dientes, pero no. En las encías pueden comenzar muchos problemas bucales serios, que finalmente, pueden afectar a nuestro bienestar general.

 

 

La importancia de tener las encías sanas

 

Las encías son una parte clave de la estructura dentofacial, de ahí la importancia de su mantenimiento. Son las encargadas de la protección y soporte de los dientes. Se trata de un tejido mucoso que puede verse perjudicado por las bacterias de la boca y debido a una higiene dental incorrecta.

 

Si no se cuidan las encías, la estabilidad de la dentadura está en peligro. No somos conscientes de la importancia de unas encías sanas, una boca sana es mucho más que una sonrisa bonita. Nos ayuda a prevenir muchas de las enfermedades de nuestra boca.

 

Las encías inflamadas y que sangran no solo afecta a nuestra estética, son síntoma de la enfermedad periodontal. Las encías sanas tienen un tono rosado. Cuando la placa dental se acumula en las encías y no se elimina con el cepillado. Provoca que la encía se inflame, sangre y se retraiga. En estos casos, aparecen los espacios interdentales. En los casos más graves, puede llegar incluso, a perder piezas dentales.

 

Hay otras señales que indican que tenemos problemas en las encías, como por ejemplo el aumento de la sensibilidad al frío, aparición de mal aliento, acumulación de comida entre las piezas dentales, pérdida de dientes, dientes más largos y movilidad o cambio en la posición de los dientes.

 

Por lo tanto, ¿cuál es el primer paso? Mantener una buena higiene bucal. Es importante saber cuál es la técnica correcta de cepillado y hacerlo después de cada comida, así como enjuagues e hilo dental.

 

Por otro lado, hay que mantener una dieta equilibrada, baja en azúcares, con un consumo de alcohol muy moderado, no fumar a ingerir alimentos que contengan vitamina C.

 

Y el último paso, no menos importante, es visitar de forma regular a tu dentista. Sobre todo, si notas alguno de los cambios comentados anteriormente. Aunque tengas unas encías sanas o creas tenerlas, hay que acudir a revisiones, puesto que es el único modo de prevenir enfermedades y de confirmar que todo funciona como toca.

 

 

Casos en los que extremar el cuidado de las encías

 

Los consejos para cuidar tus encías son de carácter general y se pueden aplicar en cualquier persona. Existen ciertos factores de riesgo a tener en cuenta, si tienes alguno de estos signos o síntomas, refuerza tu higiene y el control de tu salud bucal.

 

  • Tabaco: no solo es uno de los elementos más peligrosos para tu salud, sino también para boca y encías, enmascara su sintomatología.
  • Estrés: falta de sueño, intranquilidad, ansiedad.
  • Enfermedades: diabetes, osteoporosis, VIH, herpes, trasplantes o enfermedades cardiacas.
  • Defensas bajas: o falta de ciertas vitaminas imprescindibles en tu salud.
  • Cambios: hormonales notables como embarazo. En estos casos, es habitual experimentar la llamada gingivitis estacional.
  • Antedecentes: familiares con problemas en las encías

 

La salud bucal es muy importante en nuestra vida, por eso recomendamos tener una higiene correcta y visitar periódicamente al odontólogo.

 

 

Trucos para el cuidado de las encías

 

¿Necesitas claves para cuidar de tu salud bucodental?

 

  • Cepíllate los dientes tres veces al día durante al menos 2 minutos.

 

  • Utiliza hilo dental al menos una vez al día para eliminar los restos de comida a los que no puedes acceder con el cepillo.

 

  • La pasta dental que utilices tiene que estar diseñada para el cuidado de las encías y un enjuague bucal para ayudar a eliminar la placa bacteriana.

 

  • El cepillo dental es personal y de uso exclusivo, no lo compartas con nadie. Puede ser determinante para contraer enfermedades periodontales y para la aparición de caries.

 

  • No olvides lavar bien el cepillo de dientes después de utilizarlo, de esta forma, reducirás el nivel de bacterias.

 

  • No guardes el cepillo en un sitio húmero, favoreces el crecimiento de microorganismos.

 

 

 

 

 

 

Confianza en un dentista profesional

 

La confianza en un dentista es un criterio importante para elegir la mejor atención para tus dientes.

 

En Clínica Dental García y Domenech, nos esforzamos por ofrecer el mejor tratamiento para nuestros pacientes. Sabemos que, brindándote un buen tratamiento, mejorará tu salud bucodental. Podrás comer sin dificultad, hablar con fluidez, sonreír sin vergüenza.

 

La salud bucodental favorece y mejora la autoestima de nuestros pacientes. Trabajamos para mejorar tu calidad de vida, te aportamos soluciones definitivas a tus problemas dentales.

 

Queremos verte siempre con una sonrisa.