La higiene bucal es esencial para una buena salud bucodental. Por ello, hay que llevar a cabo todos los procedimientos necesarios de limpieza para poder mantener nuestros dientes, lengua y boca sanos. La limpieza y las revisiones en tu clínica dental son fundamentales para evitar la acumulación de placa bacteriana y para la prevención de posibles enfermedades bucodentales.

 

¿Qué hábitos debo adquirir para poder mantener una buena higiene bucal?

Para poder conservar una dentadura sana y bonita hay que dedicarle tiempo y buenos hábitos para su mantenimiento. Cepillarse los dientes es necesario, pero no es la única práctica que debes realizar para conservar una higiene perfecta.

 

Ten una rutina diaria

Desde que somos pequeños, siempre nos han enseñado que debemos cepillarnos nuestros dientes tras cada comida. Es muy beneficioso que se recalque este hábito desde que eres un niño, puesto que el cepillado es esencial para eliminar la placa bacteriana responsable de provocar la mayor parte de enfermedades y problemas bucodentales. Se recomienda cepillar como mínimo 2 o 3 veces al día y que se haga de manera consciente. Es decir, que se le dedique tiempo a limpiar bien todas las zonas de la boca para evitar que se acumule suciedad, puesto que algunas personas no invierten el tiempo necesario y, en consecuencia, los lugares más inaccesibles de la boca tendrán un mayor riesgo de acumular restos de comida y que se produzcan bacterias.

 

Usa hilo dental

El uso del hilo dental debe ser un paso fundamental en rutina de limpieza porque gracias a su utilización es más fácil poder acceder a esas zonas entre los dientes y la encía a las que no podemos llegar con el cepillo. Por lo tanto, contribuye a disminuir la cantidad de bacterias que producen caries u otro tipo de enfermedades, eliminando los restos de alimentos que se han podido quedar acumulados.

 

Un cepillo de dientes adecuado

Hoy en día tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de opciones de diseños y tipos de cepillo de dientes. No obstante, la solución más indicada es visitar a tu dentista y seguir sus recomendaciones.

Sin embargo, si necesitas escoger un cepillo de dientes por ti mismo, siempre tienes que comprobar que se ajuste perfectamente al tamaño de tu boca. Además, en caso de que tengas algún problema específico en tu boca, también debes de adaptar tu cepillo a tus necesidades.

La mayoría de especialistas suelen aconsejar los cepillos con cabeza pequeña y mediana, ya que nos facilitarán el acceso a los rincones más estrechos y difíciles, por lo que mejorará la calidad de tu limpieza.

Asimismo, es muy importante cambiar nuestro cepillo de dientes cada cierto tiempo, por lo general cada 3 meses, para evitar que las cerdas en mal estado puedan empeorar la calidad de cepillado.

 

Limpia tu lengua

En nuestra lengua también hay una gran cantidad de bacterias que pueden producir problemas y perjudicar nuestra salud bucodental. Por ello, la limpieza de tu lengua es crucial. De hecho, podrás ver si tu lengua está en buen estado por el color. Si tu lengua es blanca es un signo claro de falta de limpieza y acumulación de bacterias, y, por el contrario, el color rosado significa que está saludable.

Los especialistas recomiendan el uso del raspador lingual para que la limpieza sea realmente efectiva, ya que las bacterias suelen acumularse en el dorso lingual, y gracias a esta herramienta, es posible eliminar todos los restos que se alojan en la lengua. Además, también tienes la opción de conseguir un cepillo de dientes que incluya un limpiador lingual o con un cabezal adaptado.

 

Una dieta balanceada

Una dieta saludable también contribuye a fortalecer tus dientes y tus encías. No obstante, el exceso de alimentos azucarados puede contribuir a que se formen ácidos y crear el clima perfecto para un aumento de bacterias, las cuales son las responsables de originar caries.

 

Evita el tabaco

El tabaco es perjudicial en general para nuestra salud, y en concreto, es una de las sustancias más dañinas para nuestra salud bucodental. Las sustancias químicas que tienen los cigarros perjudican gravemente a nuestros dientes y a nuestras encías, aumentando el riesgo de padecer enfermedades de las encías u otros problemas como el mal aliento o la decoloración de los dientes.

 

Visita a tu dentista periódicamente

Es muy importante que no visites a tu dentista solamente cuando tengas algún problema en concreto, sino que verifiques el estado de tu salud bucodental periódicamente, de esta manera, podrás prevenir muchos problemas que puedan surgir. Además, para una buena higiene bucal es vital hacerse 1 ó 2 limpiezas al año para una limpieza más profunda y evitar la acumulación de sarro en los rincones de más difícil acceso de tu boca.

 

Cuida tu higiene bucal con García & Domenech

Sabemos que, para muchos pacientes, la experiencia de ir al dentista puede resultar estresante y angustiosa, pero eso no tiene por qué ser así si estás con los especialistas y el equipo adecuado. En García & Domenech no queremos que dejes de cuidar tu salud bucodental. En la clínica tenemos a expertos que te ayudarán a mantener tu higiene bucal en perfectas condiciones. Pide tu cita y estaremos encantados de ayudarte.

5/5 - (41 votos)