Rate this post

¿Conocéis el caso de los colmillos de “Drácula”?

Normalmente, es cuando los colmillos se han quedado arriba y se han movido todos los dientes. En este caso, muchas veces no es necesario quitar ningún diente, ni hacer ninguna cirugía. Simplemente colocamos al paciente una ortodoncia a su medida, con unos brackets para colocar esos colmillos y alinear el resto de dientes superiores e inferiores.
La duración del tratamiento es de 14 meses aproximadamente.

Actualmente, un niño de 8 años, una joven de 22, un hombre de 34 y una mujer que supera los 50, pueden ser la imagen de la sala de espera de una clínica de dentistas, como la nuestra, García & DomenechOdontología Avanzada. Y, además, el diagnóstico es el mismo para todos: dientes torcidos hacia dentro, hacia fuera, desgastados… Y la manera de corregirlo, también es parecida… la ortodoncia, eso sí, cada caso requiere de una ortodoncia concreta y a medida de las necesidades y gustos del paciente.

La edad recomendada para visitar al ortodoncista por primera vez es cuando empiecen a salir los primeros dientes permanentes, sobre los 6-7 años, pero son muy pocos los casos que necesitan aparatos a esta edad.

La ventaja del tratamiento o diagnóstico precoz es que podemos detectar malformaciones esqueléticas y dentarias, lo que en el niño puede tratarse con pronostico favorable y aparatología sencilla.

Si no existen problemas y el niño presenta un correcto crecimiento y desarrollo, el momento ideal para realizar el tratamiento de ortodoncia, en la mayoría de los casos, es cuando ya se tienen los dientes permanentes, sobre los 12-13 años.

Te recordamos que la 1ª visita o diagnóstico es gratuito y ¿mejor prevenir que curar!

Reserva tu cita en este teléfono: 960098578 · 651662292