Rate this post

Nuestra boca requiere de muchos cuidados para que siempre este sana. La mayoría de los problemas bucodentales están relacionados con la dentadura y por eso es importante la visita periódica a nuestro dentista. De esta manera siempre gozaremos de buena salud además de una bonita sonrisa. Pero no todos los cuidados se deben centrar en nuestros dientes.

Nuestras encías son también parte importante y esencial de nuestras dentaduras. Tener unas encías sanas nos puede ahorrar muchos problemas de salud y por ello también deben ser cuidadas. Tener una correcta higiene es una de las mejores formas de evitar tener enfermedades. Los buenos hábitos nos pueden salvar de más de un problema. Tu dentista te puede asesorar a este respecto.

En este artículo vamos a hablar de unos de los problemas bucales que se pueden dar: la periodontitis. Indicaremos sus causas, síntomas y la manera de tratarlo. En este proceso infeccioso se ven afectadas las encías que son las que sufren todas las consecuencias. En muchos casos se puede prevenir con unos cambios en los hábitos de vida.

La periodontitis es una infección de las encías que puede llegar a afectar a los dientes y puede provocar incluso la pérdida de las piezas dentales. Los principales síntomas que nos pueden dar la voz de alarma son la inflamación, sangrado, sensibilidad y retraimiento (los dientes quedan más al descubierto).

La periodontitis puede causar la pérdida de dientes

En estadios más avanzados nos encontramos con pus, mal aliento, dientes que se mueven y dolor al masticar. Es bastante molesta y puede afectar a nuestro día a día en una parte tan importante como es la alimentación. Evitar este problema resulta prioritario para la salud de nuestra boca.

Existen tres tipos de periodontitis. La periodontitis crónica es la más habitual y se encuentra sobre todo en adultos. Se debe sobre todo a la formación del sarro. La placa bacteriana es el principal causante debido a la insuficiente higiene y a la inexistencia de revisiones y visitas periódicas al dentista. Puede provocar el deterioro de las encías y de los huesos.

La periodontitis agresiva es la que causa los mismos resultados de manera más rápida. Se da sobre todo en niños y adolescentes y es menos habitual. Afecta a una parte localizada de la dentadura que se suele situar en los molares. Existe otra modalidad generalizada que se da sobre todo en jóvenes hasta los 30 años.

La forma más grave es la enfermedad periodontal necrotizante se caracteriza por la destrucción del tejido de la encía, los ligamentos de los dientes y el hueso que lo sostiene. Se presenta sobre todo en personas con el sistema inmunitario inhibido por tratamientos oncólogicos, por ejemplo, o por deficiencias en la nutrición.
El tratamiento para la periodontitis comienza con el raspado y limpieza de la dentadura. De manos del profesional que se encarga de retirar la placa y la acumulación del sarro (incluso hasta debajo de la encía). También se debe realizar procedimientos de alisado de raíz dental. Después de esto debería bastar con la limpieza regular y eficiente para la desaparición de esta dolencia.

Es fácil prevenir la periodontitis

En casos más extremos se puede recurrir a la cirugía para conseguir recomponer la dentadura y el hueso. También puede ser necesario la extracción de la pieza. Y es que, esta respuesta inflamatoria de las encías debido a la acumulación de bacterias se puede ver aún más potenciado por comportamientos como el tabaquismo o el consumo de drogas. La alimentación inadecuada o la edad también pueden ser factores determinantes. En ocasiones aparecen como síntomas de otras enfermedades como la diabetes.

Lo que comienza pareciendo una simple acumulación de sarro puede llegar a ser un problema bastante grave. De ahí la importancia de mantener hábitos higiénicos adecuados y que no olvidemos las revisiones con nuestro dentista. Durante el embarazo y la menopausia hay que prestar especial atención para que no se den este tipo de problemas.

Consulta con tu dentista de confianza como tienes que realizar la limpieza de tus dientes. Se deben limpiar al menos dos veces al día y es necesario el uso del hilo dental. Acudir al especialista ante una inflamación de las encías o gingivitis también es una buena elección. Son cuestiones que solemos pasar por alto y pueden ser cruciales para nuestra salud bucodental.

En nuestras Clínicas Dentales García & Domenech podrá encontrar los mejores tratamientos para su salud bucodental. Nuestro equipo de profesionales expertos estará encantado de atenderle y de resolver cualquiera de sus dudas. Contamos con los tratamientos odontológicos más avanzados. No descuides la salud de tu dentadura.
Contacta ya con nosotros y consigue el mejor servicio perfecto para tu salud.