Rate this post

Las carillas dentales son uno de los tratamientos más demandados en estética dental. Gracias a la colocación de éstas prótesis podemos corregir de inmediato dientes fracturados, manchados, desgastados o desiguales. Las pequeñas y finas láminas se colocan sobre las piezas dentales, permitiendo lograr resultados increíbles para mejorar la estética de nuestra sonrisa.

En García & Domenech nos gusta informar a todos nuestros pacientes sobre todos los tratamientos odontológicos de los que disponemos. Por ello, en este artículo te traemos toda la información relativa sobre las carillas dentales, así como sus tipos y las ventajas y desventajas de cada una.

Beneficios generales de las carillas dentales

Si necesitas recuperar tu sonrisa para sentirte mejor contigo mismo, las carillas son una opción muy buena y efectiva. Y estos, son algunos de los beneficios que nos ofrecen:

Disimulan imperfecciones. Como la mala coloración de los dientes, huecos interdentales, fracturas, fisuras o desgaste del esmalte.

Tratamiento poco invasivo. Teniendo en cuenta que no es demasiado agresivo para las piezas dentales. Además, su colocación es rápida e indolora y debajo de la carilla se mantiene el diente natural sin ninguna alteración.

Duraderas. Gracias a los materiales con los que están fabricadas que permiten mantenerlas durante muchos años en perfectas condiciones. No obstante, es importante llevar una buena higiene bucodental y evitar alimentos que le quiten su color blanquecino.

Resultados naturales. Este se consigue por los materiales que se utilizan al fabricarlas que les dan un resultado completamente natural, ya que se puede imitar la forma y color del diente original.

La elección del tipo de capillas dependerá mucho del tipo de dentadura y la salud dental de cada paciente. Existen dos tipos de carillas: las de composite y las de porcelana. A continuación, daremos más información de cada una de ellas, así como de sus ventajas y sus desventajas.

Carillas dentales de composite

Estas carillas están fabricadas con un tipo de resina muy estética y se encarga el propio odontólogo de darles forma. Están especialmente recomendadas para retoques dentales muy leves o cuando se trata de modificar una única pieza dental. Entre sus principales beneficios encontramos:

  • Se fabrican fácilmente en una clínica dental.
  • Es un tratamiento rápido debido a que se puede llevar a cabo en una única visita.
  • Tiene un coste reducido, ya que no es necesario llevarlas a un laboratorio para su fabricación.
  • Son fácilmente reparables en caso de rotura porque se puede corregir o moldear nuevamente.
  • No es un tratamiento invasivo, ya que se conserva el esmalte del diente original.
  • Tiene un gran resultado estético.

Así como las carillas de composite nos ofrecen una gran cantidad de ventajas, también encontramos algunas desventajas, como por ejemplo:

  • Este tipo de carillas son de menor duración que las de porcelana.
  • Son menos resistentes a la tinción, es decir, si se hace un consumo excesivo de tabaco, café o vino perderán su brillo y color con el paso del tiempo.
  • No es recomendable para personas que sufren de bruxismo o aquellas que tienen el hábito de morderse las uñas.

Carillas dentales de porcelana

Al contrario que pasa con las carillas de composite, éstas sí que están fabricadas en un laboratorio especial y se colocan sobre la dentadura con un adhesivo muy resistente. Cuando este tipo de carillas las unen con los dientes, se hacen resistentes a las fracturas. Algunas de las ventajas que nos ofrecen este tipo de carillas son:

  • Muy buena estética dental y gran resistencia a la tinción. El resultado que ofrecen las carillas de porcelana es mucho mejor a la de las carillas de composite. Además, la porcelana ofrece un color natural que aguanta durante mucho tiempo ya que éstas no se tiñen.
  • Son aptas para diferentes tratamientos como la alineación de los dientes, mejorar su color, igualar su tamaño o mejorar dientes fracturados y desgastados.
  • Fortalecen los dientes fracturados y restauran su función normal. Además, sí que se pueden utilizar en pacientes con bruxismo.
  • Es un tratamiento muy rápido con el que se necesita muy poco tiempo de recuperación.
  • Tienen una mayor duración que las carillas dentales de composite.

Además de todas estas ventajas, las carillas dentales de porcelana tienen ciertas desventajas. Entre ellas están:

  • Precio muy elevado, si las comparamos con las carillas de composite.
  • Se necesitan más sesiones para su colocación, debido a que las carillas se fabrican en un laboratorio especial y posteriormente, se mandan a la clínica.
  • No dan posibilidad a posteriores retoques, ya que una vez colocadas no se pueden modificar su color ni su forma.

En García & Domenech nos adaptamos a las necesidades de todos nuestros clientes. Por ello, te ofrecemos los diferentes tipos de carillas dentales para garantizar el mejor resultado y con ello, tu máxima satisfacción. Gracias a nuestro equipo de expertos en odontología y altamente cualificado, podemos ofrecerte los tratamientos más avanzados de la mano de la tecnología más avanzada.

¡Visita ya nuestra web e infórmate de todos los servicios que ofrecemos!