Rate this post

Antes de hablar de los beneficios de las carillas dentales, debemos saber qué son y en qué casos usarlas. Las carillas dentales son piezas delgadas de porcelana o composite del color de los dientes pegadas en las superficies frontales de tus dientes naturales. Son una manera sencilla de abordar una variedad de problemas físicos y estéticos como la alineación desigual de los dientes, el esmalte dental extremadamente desgastado, la decoloración del diente y los espacios entre los mismos, así como dientes rotos y agrietados.

Es un procedimiento avanzado de odontología estética. Por lo general, las carillas dentales son hechas a medida por los dentistas para adaptarse a la superficie externa de los dientes y parecerse además al esmalte blanco original. Sin embargo, debido a que también son permanentes, deberás valorar cuidadosamente los beneficios de las carillas dentales y los contras del procedimiento antes de decidirte a ponerte carillas.

Ventajas y beneficios de las carillas dentales

Blanquea fácilmente tu sonrisa: tomar café, fumar cigarrillos o comer alimentos altamente pigmentados causan problemas en tus dientes, dándoles un tono poco atractivo amarillo o marrón. El esmalte puede blanquearse con tratamientos, pero puede volver a teñirse, o podemos querer un tono más blanco que nuestro tono natural. Si estás buscando una manera más fácil de blanquear su sonrisa para siempre, las carillas dentales pueden ser una buena opción. Las carillas son en gran medida resistentes a las manchas y a la tinción. La porcelana de las carillas no se ve afectada por las manchas clásicas del café, el té, el tabaco, el vino, etc, por lo que no tendrás que preocuparte por la decoloración o la necesidad de blanquear tus dientes como uno de los beneficios de las carillas dentales.

Solucionar problemas estéticos o de ortodoncia menores: los dientes ligeramente torcidos o huecos pueden tratarse con tratamientos de ortodoncia, pero estos problemas a veces también pueden solucionarse con carillas. Las carillas se adhieren a las superficies frontales de los dientes, por lo que, aunque no cambian de posición, camuflan problemas menores de ortodoncia una vez que se aplican. Tus dientes naturales aún pueden estar huecos o torcidos, pero nadie lo sabrá salvo tú y tu dentista.

Es importante tener en cuenta que las carillas no siempre pueden reemplazar el tratamiento de ortodoncia, y deberás hablar con tu odontólogo si es necesario una ortodoncia o con las carillas es suficiente.

Reemplazar el esmalte dañado: el esmalte es fuerte, pero no indestructible. Tu esmalte dental puede desgastarse por un cepillado de dientes excesivamente celoso o por comer alimentos y bebidas altamente ácidas, entre otras causas. El ácido del estómago asociado con la enfermedad de reflujo también puede dañar el esmalte. Esto puede convertirse en un motivo de preocupación, porque el esmalte perdido no vuelve a crecer. Afortunadamente, puede ser reemplazado. Las carillas son un excelente tratamiento para los dientes con abrasión o erosión del esmalte, y además son estéticamente más atractivas como uno de los beneficios de las carillas dentales.

Contras de las carillas dentales

Además de los beneficios de las carillas dentales mencionados, este sistema también puede conllevar algún inconveniente que te presentamos para que puedas tomar la mejor decisión sobre este tratamiento.

Procedimiento irreversible: Es el más obvio de los inconvenientes. Las carillas se consideran permanentes porque tu dentista necesita cambiar la estructura de tus dientes naturales para colocarlas adecuadamente. De esta manera, la capa externa de tu esmalte se puede quitar para hacer espacio. Así que, antes de decidirte a ponértelas, piensa que ya no hay vuelta atrás.

Alto precio: el precio de las carillas variará según el tipo (las de porcelana son más caras que las de composite), la clínica y la cantidad de dientes que desees restaurar, pero una cosa es segura: muchas veces son tratamientos caros en comparación con, por ejemplo, hacerte blanqueamientos dentales cada cierto tiempo.

Aumento de la sensibilidad: algunas personas experimentan un aumento en la sensibilidad dental después de ponerse carillas. Es posible que se sienta sensibilidad a las comidas calientes o frías durante los primeros días después de ponérselas, pero generalmente desaparece. La sensibilidad dental es incómoda, pero puedes atajarla con los productos adecuados como dentífricos y colutorios para dientes sensibles.

Para evitar estos efectos negativos de los tratamientos con carillas dentales es importante elegir un equipo de profesionales bien preparados tanto en formación vanguardista como en años de experiencia práctica, así como contar con un equipo tecnológico de última generación como es realizarlas bajo un microscopio dental, escáner intraoral, un flujo de trabajo digital, materiales de primera calidad para las carillas, contar con los mejores laboratorios dentales que trabajen la cerámica de manera excelente y contar con instrumental muy específico (fresas ultrafinas para tratar el diente, etc…) y que sólo encontrarán todo esto en García & Doménech. Es un tratamiento que parece sencillo y se tiende a banalizar por ello, pero todos estos detalles marcan la diferencia.

Aprovecha los beneficios de las carillas dentales en García & Doménech

Si estás planteándote ponerte carillas dentales o no tienes claro si este tratamiento será el más adecuado para tus dientes, ponte en manos de odontólogos expertos que te asesorarán en todo momento como los de la clínica García & Doménech. Utilizamos materiales estéticos de alta calidad como cerámicas de alta resistencia junto con la aplicación de las últimas tecnologías en la confección de prótesis dentales. Contacta ya con nosotros y pide cita. Nuestra clínica se encuentra en Llíria, Valencia.